Viernes 15.12.2017

PREFERENTE - EL REPORTAJE

Las dos caras del Arteixo

El equipo rojiblanco encadena siete jornadas sin perder en las que ha sumado 17 puntos y ha dejado atrás el nefasto inicio de liga en el que acumuló seis partidos sin ganar y llegó a ser colista

Los jugadores del Atlético Arteixo celebran un gol en un partido de la pasada temporada ante el Lemos  | Javier aAborés
Los jugadores del Atlético Arteixo celebran un gol en un partido de la pasada temporada ante el Lemos | Javier aAborés
Las dos caras del Arteixo

El Atlético Arteixo ha protagonizado, sin quererlo, un nuevo capítulo de la conocida novela El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde. El equipo rojiblanco ha mostrado dos versiones de sí mismo en este tramo inicial de campeonato. Al comienzo de la liga no consiguió ganar en ninguna de las primeras seis jornadas e incluso llegó a ser el farolillo rojo, mientras que ahora encadena siete partidos sin perder en los que ha sumado 17 de 21 puntos posibles. Una transformación en toda regla.

Pero vayamos al inicio de los acontecimientos. El pasado verano el Atlético Arteixo acometió un cambio en el banquillo. La directiva prescindió de Ángel Barril y le dio la alternativa a Mauro García Juncal, ex del Buño. Además, se incorporaron nuevos fichajes como Álex López, Isi, David Castro, Dapo y Naya, entre otros, así como los regresos de Chiqui y Nano.

La ilusión volvía a sobrevolar Ponte dos Brozos después de una temporada repleta de altibajos pero las cosas se torcieron desde el principio. Las lesiones de jugadores importantes como Chechu o Javucho, los problemas de algunos futbolistas para compaginar el trabajo y el fútbol y el obvio tiempo de adaptación de todos a un nuevo modelo de juego hizo que el comienzo de liga no fuera el deseado.

El Arteixo toca fondo en la clasificación en la jornada seis cuando se convierte en el farolillo rojo después de caer derrotado en casa ante el Sofán (0-2). A pesar de tener tan solo dos puntos en su haber, la directiva del club rojiblanco entendió que el proyecto necesitaba más tiempo y confió en Mauro García. Una decisión acertada a la luz de los resultados obtenidos a partir del compromiso siguiente.  

Era la jornada 7 y el Arteixo necesitaba una victoria como el comer. Y llegó. Se produjo en Monte en un partido igualado ante el San Tirso que decidió un tanto de Dani Bea, que se fichó por el equipo una vez iniciado el campeonato.

Ese fue el punto de inflexión del Arteixo. A partir de ahí, los resultados han continuado mejorando. El equipo dirigido por Mauro García confirmó el cambio de dinámica en la jornada siguiente en casa ante el As Pontes (1-0) y posteriormente encadenó cuatro victorias consecutivas que le permitieron escapar de la zona de descenso.

El pasado fin de semana volvió a ganar en Ponte dos Brozos al Boimorto (3-0) y ya encadena siete jornadas sin perder en las que ha sumado 17 de 21 puntos. De hecho, solo el Paiosaco ha sido mejor en este último tramo liguero. ¿Volverá a aparecer el señor Hyde o el Arteixo mantendrá en escena al doctor Jekyll?


NOMBRE PROPIO

Mauro
El ex del Buño firmó en verano por el Arteixo. No tuvo suerte con las lesiones y las bajas en un inicio de liga difícil, pero la directiva confió en él para sacar adelante el proyecto y el tiempo le ha dado la razón. El club rojiblanco es ahora noveno después de siete jornadas sin perder y mira hacia arriba

Las dos caras del Arteixo