Martes 26.09.2017

LA ENTREVISTA

Dani Mallo: "Con 18 años todos pensamos que nos vamos a comer el mundo"

Era el portero del Fabril cuando el filial del Deportivo disputó su último partido en Segunda B ante el Rayo Majadahonda

Dani Mallo, la pasada temporada en el Hospitalet, se encuentra sin equipo (AC)
Dani Mallo, la pasada temporada en el Hospitalet, se encuentra sin equipo (AC)
Dani Mallo: "Con 18 años todos pensamos que nos vamos a comer el mundo"

Era el portero del Fabril cuando el filial del Deportivo disputó su último partido en Segunda B ante el Rayo Majadahonda. Tenía 18 años, ahora tiene 38. Es Dani Mallo, uno de los canteranos con más proyección de aquella época. 

Con 18 años recién cumplidos te estrenaste en el Fabril en una fase de ascenso.
Fran, el venezolano, y Álex eran los porteros del Fabril; pero Álex tuvo una lesión y Fran la varicela en plena fase de ascenso. Quedaban dos partidos de playoff y me estrené en Córdoba, donde ganamos 1-4. El siguiente y último partido de la fase de ascenso en casa también lo volví a jugar contra el Córdoba (0-1).

La 1997/98, con 18 años, fue tu primera temporada completa en el Fabril. ¿Cómo la recuerdas?
Fue una temporada muy importante para mí porque era la primera en la que formaba parte realmente del filial del Deportivo.

Volviste a jugar la fase de ascenso a Segunda A. 
Durante la liga yo jugué 28 partidos y Tete el resto. En la fase de ascenso, Ballesta decidió que jugásemos un partido cada uno. No logramos el ascenso, pero fue una temporada muy ilusionante. Jugar por ascender a Segunda A en el filial del Depor era algo histórico. Eran oportunidades únicas que se nos brindaban.

¿Cuáles habían sido las claves de aquel Fabril?
Aunque suene a tópico, la principal clave era la regularidad de aquel equipo. Había algún veterano y también estábamos muchos jóvenes en la plantilla. Ballesta hacía que nos complementásemos muy bien. A pesar de ser un filial, éramos un equipo que encajaba muy pocos goles. No éramos el típico filial de juego alegre en el que se daban marcadores de muchos goles, los resultados eran muy ajustados. Eso nos hizo estar arriba en un grupo de Segunda B que era muy duro. 

Songo’o y Rufai eran los porteros del primer equipo. ¿Recibiste algún consejo suyo?
A pesar de que ambos hablaban castellano no eran mucho de dar consejos. Eso sí, me trataban muy bien, con mucho cariño al ser muy joven.

¿Conoces algo de este Fabril?
Conozco a Cristóbal, a los porteros y a varios jugadores. Cada temporada hay muchos cambios y no es fácil estar al tanto de todo lo que hace el equipo.

¿Qué sabes de Cobo y Francis?
Les sigo. Creo que, por mi condición de portero, inevitablemente me fijo más en ellos. El Deportivo siempre ha tenido grandísimos porteros en el Fabril; desde Ian Mackay y Diego Rivas hasta Francis y Álex Cobo en la actualidad. Álex hizo una gran temporada pasada en la que se ha ganado un puesto. Francis es el tercer portero del Depor por méritos propios. Es la mejor carta de presentación que tienen. No es fácil entrenar en Primera cuando eres tan joven como ellos. Ambos tienen bien protegida la portería del Fabril.

¿Crees que puede aspirar a algo más que a la salvación?
Me gustaría decir que sí, pero el equipo viene de Tercera y lo más importante es que los jugadores se adapten a la categoría. En el Fabril de mi época había gente con muchos kilómetros a la espalda que sabían aguantar el tipo cuando venían mal dadas. El año pasado, los jugadores del Fabril supieron aguantar momentos malos y, para mí, la clave de esta temporada es que sepan que les llegarán momentos complicados y que tienen que estar juntos cuando de verdad lo necesiten. En las victorias es muy fácil, pero ante las adversidades se nota más de qué pasta está hecho el grupo.

¿Qué opinas de que en el Fabril haya jugadores de más de 23 años?
A pesar de que a lo mejor mucha gente no está de acuerdo conmigo, yo lo veo bien. Muchas veces los filiales pecan de inexperiencia. El Barça B consiguió el ascenso a Segunda A la pasada temporada con jugadores veteranos en su plantilla como Perea (26) y Alfaro (25). Creo que un filial puede tener jugadores con un poco más de bagaje que sepan afrontar mejor los momentos complicados. Con 18 años todos pensamos que nos vamos a comer el mundo, pero el fútbol te presenta momentos difíciles.

Habrá gente que no esté de acuerdo, pero veo bien a veteranos en los filiales

¿Qué haces ahora que estás sin equipo?
Entreno y me preparo para lo que venga en el futuro. Todavía me considero un futbolista en activo.

¿Sigues con ganas de jugar?
Sí. Cada vez que leo a Buffon me inspiro más: “la edad solo importa si eres un queso o un vino”. Si tienes ilusión y físicamente te encuentras bien, ¿por qué no seguir? Tendrá que venir un científico y decirme que Buffon para menos con 39 que con 29 para poder creerlo. Perderás en explosividad, pero ganas en colocación, en experiencia, en saber estar. Admiro a jugadores como Buffon, Pirlo, Villa...

¿Han cambiado muchos los porteros en los últimos años?
Sin duda. Las reglas del fútbol nos han hecho cambiar. En mi generación se podía coger el balón con las manos. Ya no digo Cobo y Francis, pero los porteros de hace diez años ya se han visto obligados a evolucionar en el juego con el pie y en muchas facetas del juego. La evolución de los entrenadores de porteros también ha ayudado mucho. Antes, con campos de tierra, las condiciones eran mucho más duras para los porteros. Ahora, en los campos sintéticos -aunque soy un detractor- puede haber más calidad en el entrenamiento.

¿Te gustaría ser entrenador de porteros en el futuro?
Me encantaría. Tengo el título desde hace varios años y he tenido la suerte de poder ejercer como entrenador de porteros del Juvenil en Albacete. Es un mundo en el que me gustaría estar cuando deje de jugar.

¿En el Depor?
Por supuesto, ¿a quién no le gustaría formar a los nuevos valores de nuestra cantera? El Depor siempre ha sabido que no tiene más que llamarme. Pero me siento futbolista todavía.

Depor, Elche, Braga, Girona, Lugo... ¿Con cuál te quedas?
Con el Depor. No me puedo quedar con otro. En Girona pasé cuatro años increíbles. En Lugo han sido las mejores experiencias deportivas. En Elche solo fue una cesión pero lo recuerdo con mucho cariño.

¿Cuál es el mejor portero del mundo?
Con el permiso de Casillas, Gigi Buffon.

Dani Mallo: "Con 18 años todos pensamos que nos vamos a comer el mundo"