Domingo 23.07.2017

PREFERENTE NORTE - SPORTING SADA

Barral: "Si no confío en la gente con la que voy a trabajar, es mejor no seguir"

El técnico, que no seguirá en el Sada, explica los motivos de su decisión y habla del difícil curso que ha vivido

Barral realiza instrucciones durante un partido (Quintana)
Barral realiza instrucciones durante un partido (Quintana)
Barral: "Si no confío en la gente con la que voy a trabajar, es mejor no seguir"

José Ángel Domingo 'Barral' no seguirá la temporada que viene como entrenador del Sporting Sada. El técnico confirmó su marcha al final de la presente campaña después de haber recalado en el club sadense a finales del pasado mes de octubre. A pesar de la delicada situación deportiva que vive el equipo de As Mariñas, ya descendido a Primera Autonómica, Barral admite que los motivos de su marcha responden a aspectos extradeportivos. Además, el entrenador analiza la que considera la temporada más "difícil" de su vida.

 

- No vas a seguir el próximo en el Sada. ¿Por qué?
- Principalmente porque me gusta entrenar en un sitio en el que pueda confiar en la gente y no me gustaron algunas actuaciones que últimamente tuvo hacia mí parte de la directiva, no toda. Para no confiar en la gente con la que voy a trabajar, lo mejor es no seguir.


- ¿Cuáles son esas situaciones?
- Una semana antes, que estaba más caliente, quizá lo habría dicho pero ahora paso. Lo voy a dejar así. No me quiero meter en charcos. La gente que actuó mal ya se dará por aludida.

- ¿El aspecto deportivo no ha tenido nada que ver en tu decisión?
- No. Hace dos meses la directiva nos dijo a mí y a Andrés (segundo entrenador) que podíamos ir trabajando en la planificación de la próxima temporada y nosotros incluso ya estuvimos hablando y mirando algunos jugadores. Así que por el tema deportivo no es. Yo hubiera seguido entrenando en Primera Regional, que también es una categoría bonita, pero he decidido esto por esas circunstancias.

- ¿Tuviste en algún momento la tentación de dimitir?
-  No, tengo pensado acabar la temporada. Cuando me meto en un proyecto no sé dejar las cosas a medias. Aunque deportivamente no hayamos estado muy bien, en otras cosas sí, si me meto en un proyecto lo hago para estar hasta el final.

- ¿Qué se ha hecho mal esta temporada en el Sada para estar a estas alturas con nueve puntos?
- Principalmente que cada categoría te obliga a tener a ciertos jugadores de esa categoría. El Sada a principio de temporada se quedó sin jugadores y la directiva tuvo que moverse y formar el equipo a la carrera. Quizá no pudo formar un equipo cien por cien competitivo para esta categoría. Te ves teniendo que fichar a veinte jugadores, en una situación delicada y sin tiempo de planificación y el resultado es que el equipo no es todo lo potente que debería para esta categoría.

No me gustaron ciertas actuaciones que tuvo

 

No es por un tema deportivo, yo hubiera seguido en Primera Regional

 

Fue una experiencia dura pero intensa en la que ha habido muvchas cosas positivas

- ¿Te arrepientes de haber fichado por el Sada?
- No, en absoluto. Fue una experiencia dura pero muy intensa en la que ha habido muchas cosas positivas. Me ha hecho crecer como entrenador, conocer una categoría en la que no había entrenado, trabajar contra entrenadores que tienen un gran nivel y que también te hacen crecer. Además estoy encantado con el grupo, tanto con el segundo entrenador como con los jugadores, a los que he visto crecer un montón. Cuando llegué nos costaba realizar una jugada combinativa y ahora estamos jugando con más intensidad, calidad y ves evolución. A mí me gusta ver el lado positivo de las cosas y también estamos sacando jugadores muy jóvenes. Por ejemplo, el otro día jugamos con una media de 22 años.

- ¿Es la experiencia más dura que has tenido como entrenador?
- Sí, la más difícil en cuanto a la situación pero te digo sinceramente que es la que más me ha hecho crecer como entrenador. En estos meses que llevo aquí pasaron infinidad de cosas. Cada semana pasó una cosa diferente y siempre hemos buscado soluciones, una salida. Eso te hace crecer como entrenador, como gestor de grupos, como motivador grupal... No es situación fácil y la estamos llevando dignamente. Cuando estamos todos competimos como el que más en la categoría. Por ejemplo, hace poco quedamos 2-1 contra el Noia y nos felicitó el entrenador rival.

- ¿Qué sientes cuando semana tras semana te vas a casa con una derrota?
- Al principio no estás acostumbrado y se sufre un montón. Soy un entrenador que vivo el fútbol al mil por mil y los días posteriores le das vueltas al partidos y hasta cuesta dormir. Pero llega un momento que por desgracia se hace rutina y le tienes que buscar otro lado. Buscar la evolución de los jugadores, ver cómo crece el equipo... Buscar cosas positivas dentro de lo negativo. Considero que esto es una experiencia que leva a servir a los jugadores y a nosotros para valorar las cosas que vengan en los próximos años.

- ¿Cuál fue el peor momento de la temporada?
- El día que peor lo pasamos fue el partido contra el Polvorín. No teníamos portero, el Polvorín se cebó con nosotros y nos metió 13. Ese día no dormí y fue una situación muy dura.

 - ¿Y el mejor?
- No es un momento puntual, sino el hecho de ver como mis jugadores me siguen hasta el final y ver como crecen día a día tanto en los entrenamientos como en los partido.

Ha sido la temporada más difícil pero es la que más me ha hecho crecer como técnico

 

Quiero agradecer el comportamiento a los jugadores, me siento orgullosos de ellos

 

Me encanta entrenar, soy un enamorado de esto y estoy abierto a cualquier proyecto

 

- ¿Crees que esta experiencia ha dañado tu imagen como técnico?
- No lo sé, yo sigo siendo el mismo entrenador de siempre. En todos los equipos en los que estuve siempre hice las mejores temporadas de esos equipos y este año me tocó vivir el otro lado, una de las peores. En el fútbol todo se sabe y la gente sabe que quizá no teníamos un equipo competitivo para la categoría. Pienso que no se debería dañar mi imagen.

- ¿Cuándo te diste cuenta de que el Sada estaba descendido?
- No recuerdo el momento exacto pero pasan las semanas, van pasando cosas negativas y te vas dando cuenta de que va a pasar.

- ¿Y cómo afrontaste el resto de temporada a partir de ahí?
- Tanto el segundo como yo les dijimos que estábamos descendidos pero que cada semana que pasara teníamos que intentar ser mejores. Que esto les va a quedar como experiencia para otras temporadas y que teníamos que acabar el año con la cabeza arriba y compitiendo, que hasta ahora lo estamos haciendo. Hay que decirle a la gente que quedan cosas por hacer, que hay que dejar el Sada a la altura que se merece y que hasta el último segundo hay que dejarlo todo.

- ¿Ha habido algún comentario, de alguien del club o de fuera, que te haya dolido especialmente?
- No. Estoy muy agradecido a la afición del Sada. Ahora no son muchos pero los que están siempre están apoyando y siempre con palabras buenas. No tendría con qué pagarles. También estoy agradecido a la directiva, a la parte que confía en mí, y al segundo entrenador, que creo que hemos hecho un trabajo muy bueno. También quiero agradecer el comportamiento a los jugadores, que están peleando como jabatos. Me siento orgulloso de ellos.

- Se han marchado muchos jugadores a lo largo del curso pero muchos otros han aguantado el chaparrón. ¿Qué tienes que decirle a estos últimos?
- El cuerpo técnico estamos con ellos a muerte. Si alguien nos viera trabajar no diría que somos un equipo descendido. Estamos trabajando cosas, intentando mejorar los errores cometidos y no son entrenamientos de un equipo descendido. Y son ellos los que lo hacen así porque le meten unas ganas que da gusto. Les decía que se me cae la baba viéndolos entrenar y competir.

- ¿Qué reto te gustaría afrontar para la próxima temporada?
- Me encanta entrenar, soy un enamorado de entrenar y estoy abierto a cualquier proyecto que me puedan ofrecer. A ver si hay suerte y ofrecen algo. De momento no hay nada. Me apasiona esto y cada año que pasa me gusta más, estoy más motivado, aprendo más y quiero aprender más.