Viernes 15.12.2017

HOCKEY - OK LIGA

¿Quién dijo que segundas partes nunca fueron buenas?

El Liceo encarriló su partido tras el descanso, para derrotar al Lloret y mantener el pulso con el Barcelona por el liderato

Josep Lamas consiguió dos goles en el partido de ayer, el primero y el del 3-0  | patricia g. fraga
Josep Lamas consiguió dos goles en el partido de ayer, el primero y el del 3-0 | patricia g. fraga
¿Quién dijo que segundas partes nunca fueron buenas?
LICEO 5 - 0 LLORET

 

Aunque el partido entre el Liceo y el Lloret tuvo por momentos semejanzas con una película de suspense, finalmente supuso una nueva goleada de los coruñeses, que mantienen el fortín de Riazor y el pulso por el liderato con un Barcelona que superó al Igualada (2-0).

Los hombres de Juan Copa se pusieron pronto por delante. Pero en una jugada extraña, ya que vino precedida por una caída de Eduard Lamas en el área. El jugador protestó con energía golpeando con su stick en el parquet, y en el desconcierto su hermano Josep aprovechó para inaugurar el marcador (1-0).

El Liceo se ponía por delante pero antes del descanso no consiguió más ventaja. El Lloret también tuvo sus opciones. Un gol de los gerundenses seguía siendo una amenaza seria. Y los parones en el juego (uno para atender al portero visitante, Serra, tras un golpe de Marc Coy y otro poco después, un tiempo muerto del Lloret) tampoco ayudaron a tener ritmo de juego.

En definitiva, el Liceo llegaba al descanso con ventaja pero con trabajo por delante para evitar cualquier sorpresa.

En la segunda mitad cambió todo. Dava Torres de fuerte disparo convertía el 2-0 en el 29. A partir de ese momento, y a pesar de que hubo un nuevo parón tras un encontronazo entre Serra y Miras, el Liceo ya se mostró más confiado y los goles fueron cayendo poco a poco. Ahora, a pensar en el partido en Francia ante el Quevert de este sábado.

¿Quién dijo que segundas partes nunca fueron buenas?