Jueves 19.10.2017

MOTOR

Pablo Rey: "Si le das vueltas a las cosas no vuelves a correr"

El piloto de Ferrolterra desvela muchas claves del mundo de los rallies, una pasión en nuestra tierra

Pablo, con uno de sus ‘clásicos’ en las instalaciones de Motos Rey (P.R.)
Pablo, con uno de sus ‘clásicos’ en las instalaciones de Motos Rey (P.R.)
Pablo Rey: "Si le das vueltas a las cosas no vuelves a correr"

Son ya muchos años los que Pablo Rey lleva compitiendo en las carreteras gallegas. El mundo de los rallies, que en nuestra tierra mueve a una legión de aficionados, es el mundo de este piloto de Ferrolterra íntimamente ligado al motor, también profesionalmente.

“Sí que ha pasado el tiempo, empecé en el 95 y desde entonces no he parado”, reconoce un hombre absolutamente enganchado al olor del combustible. Tras una temporada dentro de los parámetros esperados, con las copas de promoción como objetivo (206 y Pirelli) Pablo se marca ahora como meta algunas pruebas más del campeonato gallego y acercarse a la vecina Asturias. Concretamente lo podremos ver ‘volar’ sobre las carreteras del Rallie San Frilán y en una de las pruebas ‘distintas’ que se celebran en la vecina región asturiana, un rallie “más pequeño”, de una jornada, que se disputa a tres pasadas.

Su último rallie, en Ferrol, en casa, no fue como esperaba. Ahí Pablo nos da la clave, el titular de este deporte. “Sí; me salí el sábado, fue un error mío y acabé de excursión por el prado. Las cosas suceden así, pero no puedes darles vueltas porque sino, no vuelves a correr”, reconoce.

 

El termómetro

Con más de 20 años pilotando todo tipo de monturas, Pablo es una voz autorizada del asfalto galaico y nacional. Al preguntarle precisamente por el momento de este deporte, se sonríe diciendo que “es el mayor momento de auge en cuanto a aficionados, tanto en Galicia como en Asturias y Cantabria. Además hay muy buenos pilotos, Vallejo, Ares, Burgo... No puedes ni tan si quiera acercarte a ellos por su nivel y razones económicas, ya que en este deporte el dinero es básico, fundamental, pero dentro de las posibilidades de cada piloto el panorama gallego y del norte en general es muy bueno. Y sobre todo en cuanto a aficionados”.

No podría ni tan si quiera arrancar el coche si no fuera por el dinero que su propia empresa, Motos Rey, aporta, así como Alain Afflelou, Frutas Alfre, Rallycar, Desguaces Vilabella, Vilnar construcción y Hierros Lois, sus patrocinadores. Sin ellos, en el mundo de los rallies, no hay nada.

“A todos les debo el poder seguir disfrutando de este deporte, a ellos y a mi pareja, a mis padres, al grupo de amigos que están en las asistencias, que son como el equipo de toda mi vida. Y a ellos les dedico todo lo bueno que pueda conseguir, porque están siempre, también cuando lo que se consigue no es tan bueno”. Una sentencia.


Hacer una prueba supone invertir 2.300 euros

Aunque se entere su pareja no se va a cabrear, porque además ya lo sabe. La  pregunta del millón, ¿cuánto le cuesta a Pablo correr, por ejemplo, el Rallie de Narón?

“Pues cualquier prueba ronda los 2.300 euros en mi caso. Los pilotos que están a otro nivel también gastan mucho más. Si yo empleo 1.000 euros en ruedas, casi 500 de inscripción, más combustible y gastos diversos, te pones en unos 2.300 euros”. Ahí es nada la cosa, pero es que cuando Pablo pone 2.300 para una prueba otros emplean nada menos que 10.000. En el mundo del motor el dinero sí da la felicidad.

Pablo Rey: "Si le das vueltas a las cosas no vuelves a correr"