Sábado 25.11.2017

AUTOMOVILISMO - OFF ROAD

Novo y Senra sorprenden con los Maverick

Buggies cada vez más competitivos irrumpen en nuestras carreras

1. José Novo, copilotado por Raquel Rodríguez, sorprendió situándose muy arriba en la general con este CanAm (MDS)
1. José Novo, copilotado por Raquel Rodríguez, sorprendió situándose muy arriba en la general con este CanAm (MDS)
Novo y Senra sorprenden con los Maverick

Hasta hace poco, los buggies de tracción total tenían un ámbito de actuación muy restringido, y en lo que respecta a la competición apenas se podían ver en acción tipo raid, donde la capacidad para el todoterreno y la robustez de su construcción pesaba mucho más que las prestaciones puras. Sin embargo la evolución tecnológica ha motivado que los vehículos recreacionales todoterreno, que en origen eran poco más que un gran quad con volante para salir a pasear al monte, dispongan de características cada vez más atractivas para aprovechar sus ventajas en una carrera.

El pasado fin de semana, se disputó en Barbadás (Ourense) la última prueba de la temporada en el Gallego de Rallymix, una especie de rally en miniatura donde se dan cinco pasadas a un único tramo cronometrado, cuya superficie combina asfalto y tierra. En esta modalidad los vehículos más rápidos son los kartcross (los mismos monoplazas que habitualmente vemos en circuitos como el de Arteixo o Carballo), aunque además destacan los turismos carrozados, donde se incorpora a un copiloto. A caballo entre estos dos conceptos, hay que situar a vehículos biplaza como los que en este pasado sábado pilotaban José Novo (ex Campeón Gallego de Kartcross) y Víctor Senra (uno de los grandes pilotos gallegos de rallies de la última década) terminando nada menos que 10º y 14º de la general.

En ambos casos se trataba de unidades del ‘Can-Am Maverick X3 XRS’, modelo equipado con un motor tricilíndrico turboalimentado de 900 cc, y tracción por caja automática a las cuatro ruedas (es opcional circular sólo con tracción trasera, aunque en carrera no se aplica). El coche de Novo, algo más moderno, ofrecía 172 CV, frente a los 154 del empleado por Senra. Unas cifras más que respetables para un coche con menos de 700 kg de peso.

Novo, de amplia experiencia con este tipo de vehículos, y que de hecho ya ha participado con modelos de diferentes marcas en pruebas del Campeonato de España de Rallies de tierra, explica que “no están optimizados para pruebas de velocidad, de hecho son vehículos de recreo, totalmente legalizados para andar por la calle, salir a dar un paseo, y si es preciso superar obstáculos por el monte. Sin embargo sus aptitudes son tan buenas, que se puede dar alguna sorpresa en los terrenos más irregulares, frente a los coches de carreras más convencionales. A nivel de suspensión, el Maverick X3 es capaz de absorber todo, permite superar cualquier obstáculo y seguir avanzando”.

Novo y Senra sorprenden con los Maverick