Domingo 21.01.2018

BALONCESTO- LEB ORO

El séptimo gatillazo

El Basquet Coruña, que fue a remolque desde la canasta inicial, apretó en varias fases pero nunca llegó a ahogar a un Castelló comandado por Ott y Rowley

Kyle Rowley, jugador del Basquet Coruña en dos fases diferentes, ajustició a su exequipo en un cuarto final dondé anotó 10 de 16 puntos del Castelló | diario mediterráneo
Kyle Rowley, jugador del Basquet Coruña en dos fases diferentes, ajustició a su exequipo en un cuarto final dondé anotó 10 de 16 puntos del Castelló | diario mediterráneo
El séptimo gatillazo
CASTELLÓ 82 - 76 BASQUET CORUÑA

 

El Basquet Coruña sumó su séptima derrota del curso, en un partido donde, a pesar de no irse nunca de él, estuvo por detrás en el marcador desde la primera canasta.

Triple sorpresa de inicio. La baja por lesión de Nkaloulou, el ‘alta’ de Steinarsson por renunciar a jugar con Islandia y el arranque fulgurante del ‘pequeñito’ Faner (6-0). Un triple de Monaghan estrenó el casillero del equipo visitante, tras unos primeros minutos donde las pérdidas superaron a los lanzamientos.

El Castelló volvió a abrir brecha con tres triples consecutivos y cuatro puntos del exnaranja Rowley (18-8). Gustavo Aranzana paró el partido y el BC firmó a continuación un parcial de 0-6. Toni Ten hizo lo mismo y el parcial subsiguiente fue exactamente igual, para cerrar el acto inicial con 24-16.

El segundo lo inauguró Sonseca, pero el primer protagonista fue Steinarsson, muy agresivo e incisivo, aprovechando el agujero negro que fue el poste bajo de un herculino perdido en individualismos, vicio que, una vez abortado, remató con triple de Abia (28-21), dando paso a minutos de intercambio de canastas.

Entre Flis y Cooney fueron limando diferencias, hasta reducirlas a la mínima expresión (35-34) con un mate al contraataque del escolta. Pero entonces surgió Ott, un jugador al que se le da especialmente  bien el Basquet Coruña, para firmar 10 puntos seguidos que hicieron posible que su equipo mantuviera el mando al descanso (47-42).

 

Duelo de pistoleros
A la vuelta de vestuarios, Ott siguió a lo suyo, ahora en duelo directo con Cooney. Ambos tiraron del carro en los primeros minutos y un triple de Monaghan estrechó de nuevo el cerco (55-54). Ten pidió tiempo muerto y le dio resultado: parcial de 7-0. Aranzana le imitó, y el resultado fue indéntico. Igual que en el primer cuarto. Y Rowley cerró el marcador de este periodo (66-62), un aviso de lo que vendría luego.

El trinitense, con dos experiencias coruñesas en su currículum, sostuvo a los suyos por delante en el espesísimo tramo inicial del cuarto definitivo.  Suyos fueron los seis primeros puntos del Castelló en los primeros 5:40, tiempo en que el Coruña anotó dos menos.

Sin el acierto de Cooney –curiosamente secado en este cuarto por un base, Steinarsson–, Monaghan decidió tomar las riendas. Y dos triples después recolocaba a los naranja a rebufo (76-74).

A falta de 14 segundos, dos tiros libres de Sonseca mantuvieron una canasta de distancia, pero el Coruña, que solo había hecho tres faltas, no fue capaz de cometer la cuarta tras saque de banda local en campo visitante. Gatell –otro ex del BC– recibió solo y su fue al aro con decisión para firmar el 80-76.

En la última posesión, Faner le robó el balón por detrás a Monaghan y Sabonis –el ex que faltaba– selló el marcador con un mate .

El séptimo gatillazo