Jueves 14.12.2017

FUTBOL - COPA CONFEDERACIONES

Última jugada fatídica

Portugal deja escapar dos puntos en el último lance del encuentro ante México

Héctor Moreno celebra el segundo tanto de México con sus compañeros (Reuters)
Héctor Moreno celebra el segundo tanto de México con sus compañeros (Reuters)
Última jugada fatídica

Portugal y México empataron este domingo (2-2) en el encuentro correspondiente a la primera jornada del Grupo A de la Copa Confederaciones de Rusia, donde los lusos, liderados por un buen Cristiano Ronaldo, merecieron un premio mucho mayor y que dejaron escapar en el último minuto a la salida de un córner.

Era, a priori, el encuentro entre los dos conjuntos más fuertes del grupo y que decidiría la primera posición del mismo. Los de Fernando Santos llegaban al Kazan Arena con Cristiano como principal referencia en ataque en una semana marcada por las informaciones que apuntan a la marcha del actual Balón de Oro del Real Madrid. Los mexicanos por su parte, contaban con un once plagado de jugadores que están o han estado en LaLiga Santander como Ochoa, Diego Reyes, Héctor Moreno, Guardado, dos Santos, Vela, Raúl Jiménez o Chicharito.

Los primeros compases del partido dejaron claro quién era el debutante en una competición de este tipo. Portugal, no encontraba a Cristiano Ronaldo y su centro del campo era inexistente. Por contra, la tricolor estaba realmente cómoda, y el gol centroamericano estaba mucho más cerca. Sin embargo, en el primer acercamiento luso, el siete madridista estrelló en el larguero un potente disparo y, a reglón seguido, Pepe anotó el primero. O eso parecía, porque en plena celebración, el colegiado anuló el tanto por fuera de juego a instancias del VAR.

El gol anulado había despertado a la bestia y, poco después, Cristiano dejaba solo a Quaresma con un pase medido y el extremo del Besiktas sentaba a Ochoa y marcaba a puerta vacía. Eran los mejores minutos de Portugal pero, tras un error del lateral Rafael al borde del descanso, los mexicanos colocaron el empate en el marcador con un gran remate de Chicharito.

Ya en la segunda parte, el encuentro fue enfriándose y las ocasiones brillaban por su ausencia. Era el primer partido y ambos conjuntos parecían conformarse con el empate. Todo estaba tranquilo hasta que, ha falta de cinco minutos, el partido se volvió loco. Un remate de André Silva, que acababa de ingresar en el césped, fue el preludio de la locura lusa que culminó con el gol de Cédric. El lateral del Southampton adelantaba a Portugal cazando un balón suelto en el interior del área y alojándolo dentro de las mallas. Sin embargo, cuando todo parecía resuelto, Héctor Moreno devolvía la igualdad al luminoso a la salida de un córner.

Con este empate, Portugal y México se colocan con un punto por detrás de Rusia que ganó el sábado a Nueva Zelanda (2-0).

Última jugada fatídica