Domingo 24.09.2017

Saúl impulsa al Atlético, otra vez entre los cuatro mejores

El Atlético, curtido en las grandes plazas europeas, no se amedrentó por el ambiente intimidador de un King Power Stadium

Los rojiblancos diaron la cara y la talla en Leicester      REUTERS
Los rojiblancos diaron la cara y la talla en Leicester REUTERS
Saúl impulsa al Atlético, otra vez entre los cuatro mejores

Un gol de Saúl Ñiguez, de cabeza tras un centro de Filipe Luis en el minuto 26, dio al Atlético, finalmente, un empate ante el Leicester en el King Power Stadium (1-1) y le impulsó a semifinales, otra vez entre los cuatro mejores, ronda que alcanza por tercera vez en las últimas cuatro temporadas.

El tanto Saúl le fue suficiente a los rojiblancos para despertar al Leicester City de su sueño europeo y para reservar su billete para la penúltima ronda de la mejor competición de clubes del mundo.

El conjunto entrenado por Diego Simeone, que llegaba con la renta del 1-0 de la ida logrado hace siete días en el Vicente Calderón, no se dejó sorprender por los valientes 'Foxes' y dejó la eliminatoria prácticamente encarrilada mediada la primera mitad gracias al tanto de Saúl Ñíguez (m.26).

Un gol de Jamie Vardy al poco de iniciarse el segundo tiempo (m.60) metió ligeramente el miedo en el cuerpo a un Atlético que no encontró respuesta a las acometidas de los 'Foxes', que se despiden de la Champions en su primera participación en cuartos de final y con la cabeza muy alta.

Este Atlético, curtido en las grandes plazas europeas, no se amedrentó por el ambiente intimidador de un King Power Stadium que se vistió de gala para el que podía ser su última participación en Champions en mucho tiempo.

Un mosaico de un zorro en el fondo norte y un espectáculo pirotécnico, además de miles de banderines de color blanco, azul y amarillo, ondeados al unísono por los 30.000 espectadores, recibieron a los futbolistas de ambos conjuntos entre los compases atronadores de la canción "Fire", de Kasabian, y el himno de la Liga de Campeones.

El King Power se presumía un factor fundamental en la hercúlea tarea de remontarle una eliminatoria al Atlético. Pero los 'Foxes' sumaban sus cuatro partidos en casa en la Champions por victorias. Y a eso se aferraban.

Craig Shakespeare, el técnico local, no pudo contar con uno de sus baluartes en defensa, el alemán Huth, sancionado, pero recuperó, seis partidos después, a su capitán, el jamaicano Wes Morgan. El veterano defensa central, ya totalmente recuperado de su lesión de espalda, regresó en el momento justo, cuando más lo necesitaba su equipo, y formó pareja en la zaga con Benalouane, en el inamovible 4-4-2 del técnico inglés.

En el Atlético, Simeone apostó por el uruguayo José María Giménez como centrocampista y se decantó por Carrasco como acompañante de Antoine Griezmann en la punta del ataque, relegando al banquillo a Fernando Torres

Saúl impulsa al Atlético, otra vez entre los cuatro mejores