Viernes 19.01.2018

RFEF

Cinco preguntas para las que el fútbol necesita respuesta en 2018

Las primeras semanas de 2018 deberían aportar luz a las incertidumbres con las que la RFEF despidió 2017, orgullosa por su clasificación para el Mundial de Rusia, pero sumida en un mar de dudas cuya resolución podría judicializarse y por tanto retrasarse

El presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Juan Luis Larrea, durante el homenaje de la Federación Balear de Fútbol al tenista número uno del mundo, Rafael Nadal (EFE)
El presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Juan Luis Larrea, durante el homenaje de la Federación Balear de Fútbol al tenista número uno del mundo, Rafael Nadal (EFE)
Cinco preguntas para las que el fútbol necesita respuesta en 2018

¿Qué puede hacer la FIFA ante la situación que atraviesa la Federación Española de Fútbol (RFEF)? y ¿qué dirá el Consejo de Estado en su dictamen sobre la repetición de las elecciones a la presidencia de ésta? son dos de las cinco preguntas cuya respuesta necesita cuanto antes el fútbol en España.

A estas se pueden sumar las cuestiones sobre la decisión que la Audiencia Nacional tomará en relación a la Operación Soule, por la que está investigado, entre otros, Ángel María Villar, la que éste reciba a todos los recursos contra su suspensión y posterior destitución y el futuro de la moción de censura promovida en su contra por Luis Rubiales.

Las primeras semanas de 2018 deberían aportar luz a las incertidumbres con las que la RFEF despidió 2017, orgullosa por su clasificación para el Mundial de Rusia, pero sumida en un mar de dudas cuya resolución podría judicializarse y por tanto retrasarse.

.1. ¿Qué puede hacer la FIFA ante la situación de la RFEF?

Este mes se espera a una delegación de la FIFA y de la UEFA para abordar con las más altas autoridades españolas la situación de la RFEF, que después de reelegir a Ángel Villar como presidente, el pasado 22 de mayo, se topó la investigación de la Audiencia Nacional a éste, su encarcelación, su suspensión temporal y ahora su destitución.

Si se recuerda que una denuncia del Consejo Superior de Deportes (CSD) es el origen de la investigación judicial, que acusa a Villar de presunta administración desleal, apropiación indebida y/o estafa, falsedad documental y corrupción entre particulares, y que este organismo ha pedido al Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) que revise su opinión sobre la limpieza de las elecciones, es fácil concluir que la FIFA se pregunte si hay injerencia gubernamental.

Incompatible con su normativa, la FIFA puede ser tan severa ante estos casos como para excluir a un país de su Mundial y a sus clubes de las competiciones internacionales. A España ya la amenazó con ello antes de la Eurocopa de 2008, cuando la RFEF y el Gobierno se enfrentaban por la fecha en la que debían celebrarse las elecciones de ese año, que finalmente fueron cuando Villar pretendía.

El último caso en el que la FIFA actuó por injerencias en una federación se produjo hace apenas diez días, en Mali. Allí, junto a la Confederación Africana, ha establecido un comité de normalización que va a controlar el proceso electoral y cuyos miembros no podrán presentarse al mismo.

.2. ¿Qué dirá el Consejo de Estado sobre la posible repetición de las elecciones?

La recepción a la FIFA puede ser antes o después de que el Consejo de Estado, órgano supremo consultivo del Gobierno. emita su dictamen sobre la conveniencia o no de repetir el proceso electoral en su integridad, como estimó el TAD.

El tribunal deportivo llegó a esta conclusión a finales de noviembre tras revisar una decisión propia en sentido contrario, por una petición del presidente del CSD, José Ramón Lete, ante los datos del sumario de la Operación Soule.

Si se pronuncia en el mismo sentido que el TAD, la RFEF tendrá que repetir todo el proceso, elegir nueva Asamblea y luego presidente.

3. ¿Qué ocurre con la moción de censura de Luis Rubiales?

Si el Consejo de Estado se pronuncia en el mismo sentido que el TAD la moción de censura no llegará a votarse.

La Comisión Electoral la admitió tras dar validez a los 57 avales presentados por Luis Rubiales y fijó el 16 de enero para su votación. Esa fecha está en suspenso, sin otra alternativa, después de que la propia comisión convocara elecciones parciales para cubrir las siete plazas vacantes que han quedado en la Asamblea General, cuya votación está programada para el 29 de enero.

Tampoco se elegirán estas vacantes si el Consejo de Estado y el TAD se pronuncian antes de ese día favor de repetir todo el proceso.

.4. ¿Qué pasará si Ángel Villar obtiene la suspensión cautelar de su destitución?

Si Villar logra la cautelar de su destitución, decidida por el TAD el 22 de diciembre por incumplir el principio de neutralidad en las elecciones al presidir la Comisión Gestora a la vez que actuaba como precandidato, volverá a la situación de suspensión temporal como presidente.

La destitución dejaría provisionalmente de existir, según explicaron fuentes jurídicas a EFE, hasta que hubiera un fallo definitivo al respecto. La recusación de Villar a los miembros del TAD que on su destitución no a afecta a la resolución, salvo que ésta sea suspendida por un juez.

La suspensión temporal durante un año fue dictada por la Comisión Directiva del CSD el pasado 25 de julio, después de su ingreso en prisión durante la instrucción de la Operación Soule.

Villar, que ha anunciado recursos contra todas sus sanciones, solicitó sin éxito medidas cautelares contra la suspensión de un año.

El mantenimiento de esa suspensión le impediría presentarse a unas nuevas elecciones, según el reglamento electoral de la RFEF. Éste impide que sea elegido presidente quien esté sujeto "a inhabilitación acordada por resolución firme de los órganos disciplinarios de la RFEF, de la FIFA o de la UEFA".

.5. ¿Qué decidirá la Audiencia Nacional sobre la Operación Soule?

El juez Santiago Pedraz instruye el caso tras una denuncia del CSD en noviembre de 2015 a la que se sumó la Fiscalía.

Más de una veintena de personas figuran como investigadas en el caso, que puede desembocar juicio, entre ellos seis directivos de la RFEF. También declararon como testigos, entre otros, Juan Luis Larrea, presidente desde la suspensión de Villar y anterior tesorero, así el anterior secretario general, Jorge Pérez, que fue despedido en octubre de 2016.

Además de los delitos citados, el juez considera que Villar usó, al menos desde 2009, varias sociedades para el desvío del dinero y que pudo conceder "beneficios a algunos presidentes de territoriales en cuyo ámbito no tenía asegurado el apoyo, disponiendo del patrimonio ajeno que administra, esto es, el de la RFEF" con el objetivo de garantizar "la mayoría necesaria" para ser reelegido.

Cinco preguntas para las que el fútbol necesita respuesta en 2018