Jueves 23.11.2017

FUTBOL - LA LIGA

Muriel decide

Al Sevilla le basta con un solo gol para sacar los tres puntos de su visita a Girona

Lance del partido entre el Girona y el Sevilla (EFE)
Lance del partido entre el Girona y el Sevilla (EFE)

Un tanto del delantero colombiano Luis Muriel le bastó al Sevilla para llevarse los tres puntos en su visita a Montilivi, en un partido en el que los locales tuvieron sus opciones e incluso desperdiciaron un penalti por medio de Àlex Granell en los minutos finales.

Pese a dominar el juego en varias fases del encuentro, el Girona se mostró falto de "punch" y sucumbió ante un Sevilla que salió con una alineación en la que tan solo había tres de los jugadores que salieron de inicio en el partido del miércoles ante el Liverpool: Sergio Rico, Steven N'Zonzi y Éver Banega.

Desde el comienzo del encuentro, los dos conjuntos se mostraron cómodos y bien plantados sobre el terreno de juego de Montilivi. El primer acercamiento con cierto peligro fue del equipo local y llegó en el minuto 7, cuando Bernardo Espinosa habilitó a Aday Benítez con un excelente desplazamiento en largo a la espalda de la zaga hispalense.

El carrilero, partiendo desde la banda derecha, volvió a ser uno de los más destacados del cuadro rojiblanco junto a Pere Pons y Àlex Granell, se encontró en una buena posición para intentar el remate a portería, pero los defensas visitantes terminaron por ganarle la posición antes de que pudiera disparar.

Esa ocasión le dio alas al Girona. Los locales, amparándose en la gran visión de juego de Granell y en los centros de Aday y Johan Andrés Mojica desde las bandas, se hicieron con el control del encuentro y pusieron contra las cuerdas a un Sevilla.

Pese a la elevada intensidad gerundense -Granell, Portu, Borja García y Christian Stuani presionaban muy arriba-, el Sevilla empezó a crecer a partir del minuto 20, aprovechando las dudas de un Girona aún convaleciente de la derrota del fin de semana pasado en San Mamés.

Poco antes de la media hora, los visitantes gozaron de las dos llegadas más claras de los primeros 45 minutos. Primero fue Steven N'Zonzi, que se levantó entre tres defensas para conectar un peligroso cabezazo que obligó a Gorka Iraizoz a lucirse.

Tan solo dos minutos después de la ocasión del francés, Juanpe, hoy titular en detrimento de Pedro Alcalá, evitó que Luis Muriel abriera la lata para el Sevilla.

Antes del descanso, Ganso y Walter Montoya volvieron a inquietar la portería rojiblanca con dos disparos lejanos. Por los locales, la mejor ocasión salió de las botas de Granell.

En el minuto 36, tras apoyarse en Borja García en un córner en corto, el capitán gerundense conectó un disparo raso que salió rozando el palo izquierdo de la portería de Sergio Rico.

En la segunda mitad, la igualdad que se vio en los primeros 45 minutos dejó paso a un mayor dominio de los futbolistas de Eduardo Berizzo.

Aunque los locales empezaron gozando de una clara ocasión de Juanpe y de otra de Stuani, El sevilla, de la mano de un Muriel más luchador que efectivo, se impuso rápidamente en el intercambio de golpes.

El delantero colombiano, que avisó con un par de remates peligrosos, abrió el marcador con un disparo raso pegado a un poste, una acción en la que el guardameta Gorka no estuvo muy afortunado.

Los visitantes tuvieron la oportunidad de ampliar la ventaja pocos minutos después, pero el guardameta del Girona acertó al evitar que Pablo Sarabia marcara con un elegante tiro de vaselina.

Machín dio entrada a los dos delanteros que hoy tenía en el banquillo -Michael Olunga y Larry Kayode- y el Girona disfrutó de tres claras ocasiones de Pere Pons, de Àlex Granell y del hoy debutante Aleix García.

El empate podría haber llegado en el último minuto de juego, cuando el árbitro señaló penalti de Franco Vázquez a Kayode, pero Granell mandó el balón al larguero.