Jueves 18.01.2018

FUTBOL - COPA DEL REY

Carrasco, Gameiro y Vitolo tramitan el pase a cuartos

Tres partidos, tres triunfos, nueve goles a favor y ninguno en contra en 2018 para el conjunto rojiblanco

El centrocampista belga del Atlético de Madrid Yannick Ferreira Carrasco (2d) celebra con sus compañeros su gol, el primero ante el Lleida, durante el partido de vuelta de los Octavos de la Copa del Rey
El centrocampista belga del Atlético de Madrid Yannick Ferreira Carrasco (2d) celebra con sus compañeros su gol, el primero ante el Lleida, durante el partido de vuelta de los Octavos de la Copa del Rey
Carrasco, Gameiro y Vitolo tramitan el pase a cuartos

Los goles de Yannick Carrasco, Kevin Gameiro y Vitolo Machín tramitaron la clasificación para cuartos de final de la Copa del Rey del Atlético de Madrid, controlador y ganador por 3-0 sin exprimirse en el partido de vuelta de octavos contra el Lleida, que resistió el 0-0 hasta casi la hora de juego.

Tres partidos, tres triunfos, nueve goles a favor y ninguno en contra en 2018 para el conjunto rojiblanco, al que le faltó más contundencia ofensiva para un resultado incluso más amplio este martes frente al bloque ilerdense, dos categorías por debajo, pero de aspecto competitivo siempre en su visita al Wanda Metropolitano.

El partido era un trámite desde el 0-4 de la ida. Pero ni aun así el Atlético rebaja su estructura competitiva. Aunque hubiera descanso en la convocatoria para ocho hombres que jugarán de titulares el sábado en Eibar, su once no admitía ninguna duda en ese sentido: Diego Costa, Fernando Torres, Vitolo, Yannick Carrasco...

Una alineación potente, reconocible de principio a fin, con la única presencia de un canterano -Sergi en el lateral izquierdo entre la posición central de Lucas Hernández y la baja por lesión de Filipe Luis- y con numerosos alicientes, entre ellos el estreno en casa de Vitolo o la pareja Diego Costa-Fernando Torres en el ataque.

Porque no hay partido intranscendente para el argentino Diego Simeone, bien porque el marcador así lo exige, porque en su mente maneja alguna prueba con vistas al futuro y, sobre todo, porque en juego está una victoria, como este martes, más allá de que no había duda de su clasificación para cuartos desde hace ya una semana.

A medio gas, necesitó paciencia y tiempo para superar este martes al Lleida, un equipo sin nada que perder en el Wanda Metropolitano, que demostró ambición, sin rehuir al ataque aunque enfrente estuviera un rival de la magnitud del Atlético, al que incluso le generó alguna inquietud, en las acciones de Jorge Félix.

Dos en el primer tramo del choque, sin tanta facilidad como se podía presuponer para las ocasiones del conjunto rojiblanco, reducidas en los primeros 25 minutos a los cabezazos: dos de Fernando Torres, uno al poste de Lucas Hernández y otro de Diego Costa mientras alguna acción de Vitolo despertaba los aplausos.

Entre todo eso, el paso de los minutos evidenció paulatinamente la diferencia entre ambos equipos, cuando el Atlético jugó más en campo contrario, se aplicó más en la presión y se apuntó más oportunidades, las dos siguientes de Diego Costa, la fallada frente al portero Diego Rivas y el cabezazo que envió alto poco después.

También tuvo una más Vitolo ante el guardameta, colocado para repeler el disparo dentro del área y para mantener el empate sin goles al descanso, siempre bajo el control del Atlético. Aunque sin exprimirse en exceso, con méritos suficientes para marcar algún gol, que llegó luego, en el segundo tiempo, para agarrar el triunfo.

El tercero en otros tantos partidos disputados de 2018, abierto al borde de la hora de juego, en un contragolpe que condujo y culminó Yannick Carrasco, asistido entre medias por Diego Costa; ampliado por Kevin Gameiro cuarto de hora después, a pase de Ángel Correa, y sentenciado por Vitolo, lanzado por Fernando Torres, para agrandar la racha de este año mientras aparecen desafíos mayores.

Carrasco, Gameiro y Vitolo tramitan el pase a cuartos