Jueves 18.01.2018

DEPOR - PRECEDENTES

Muchos motivos para creer

El Deportivo, que se impuso al Barcelona en Riazor (2-1) la temporada anterior, ha sido capaz de lograr las tablas en el Camp Nou en dos de sus tres últimas visitas con el mismo marcador (2-2)

Dos goles de Álex Bergantiños y Joselu contrarrestaron el tanto de Luis Suárez el año pasado en el feudo herculino | javier alborés
Dos goles de Álex Bergantiños y Joselu contrarrestaron el tanto de Luis Suárez el año pasado en el feudo herculino | javier alborés
Muchos motivos para creer

El poderío y la solvencia del Barcelona están fuera de toda duda. Todavía no conoce la derrota, 12 victorias y tres empates le avalan, pero al que el Deportivo le ha hecho en el pasado hincar la rodilla.

Lo logró la temporada pasada en Riazor, con tantos de Álex Bergantiños (cedido este curso en el Sporting de Gijón), y Joselu Mato (actualmente en el Newcastle).

 

Sin miedo escénico
Tampoco le ha ido mal a la escuadra blanquiazul en los últimos tiempos en el Camp Nou, donde fue capaz de empatar en dos de sus tres últimas visitas. La campaña 2014-15 supuso, además, un punto épico, pues permitió al Deportivo sellar la permanencia en Primera División. El doblete de Neymar  fue respondido por Lucas Pérez y Salomao, que se convirtió en el héroe del Camp Nou.

La 2015-16, con Víctor Sánchez del Amo todavía en el banquillo herculino, dejó sensaciones contrapuestas: derrota sin paliativos en Riazor (0-8) y empate a domicilio (2-2), con tantos de Álex Bergantiños y Lucas Pérez.

 

Un mal recuerdo
El año pasado, no obstante, no pudo rescatar ni un punto, puesto que el conjunto entonces entrenado por Gaizka Garitano recibió una contundente goleada (4-0).

Los blanquiazules apenas opusieron resistencia ante el aluvión azulgrana, que con dos tantos de Rafinha y sendos de Luis Suárez y Messi, se impuso con comodidad. Tras la cuarta diana del argentino, el Deportivo se quedó con diez tras la expulsión de Laure, pero los culés no hicieron ‘sangre’ y el marcador no se movió.

Se enfrentan ahora ambos contendientes, como viene siendo habitual en las últimas campañas, ocupando posiciones casi antagónicas en la tabla. El Barcelona es líder indiscutible con 39 puntos y le siguen Valencia (34) y Atlético (33). Tras empatar ante el Celta (2-2), recuperó sensaciones imponiéndose sin dificultades al Villarreal (0-2).

El Deportivo, por su parte, es decimoséptimo y marca la línea del descenso con 15 puntos. Le acechan Alavés (12), el Málaga (11) y el actual ‘farolillo’ rojo, que es Las Palmas (10).

 

En progresión
Los blanquiazules se impusieron la pasada jornada al Leganés (1-0), dejando por tercera vez en este curso su portería a cero. La mejoría en defensa, unida a las buenas actuaciones de jugadores como Emre Çolak, Adrián o Carles Gil, invitan a pensar en una idea continuista ante el Barcelona.

Cristóbal Parralo, que se medirá a un exequipo, inicia hoy una semana de trabajo para preparar el complicado reto. Pese a todo, hay muchos motivos para creer.


El ‘maleficio’, roto el pasado curso
El triunfo en la 2016-17 acabó con nueve años de sequía, pues el último fue en la 2007-08

La victoria lograda la temporada pasada en Riazor (2-1) supuso acabar con un ‘maleficio’ que parecía condenar desde hacía nueve años al Deportivo cada vez que se enfrentaba a los azulgrana.

Las dianas de Álex Bergantiños y de Joselu terminaron con casi una década de travesía en el desierto, pues desde la campaña 2007-08, los herculinos no eran capaces de sumar de tres ante el Barcelona. En ese curso, con Miguel Ángel Lotina como entrenador, se imponían los blanquiazules, por medio de los goles de Juan Rodríguez y Pablo Amo.

La última victoria a domicilio se remonta a hace trece años, con Javier Irureta como inquilino en el banquillo del Deportivo. En el curso 2003-04 el cuadro coruñés se llevaba los tres puntos a domicilio en Barcelona, en un choque en el que marcaban Sergio González y Albert Luque.


NOMBRES PROPIOS
BERGANTIÑOS
El mediocentro, cedido en el Sporting de Gijón, le tiene tomada la medida a la escuadra culé. Le ha marcado dos de los tres goles que lleva en su cuenta en la élite: en la temporada 2015-16 en el Camp Nou (2-2) y el año pasado en la victoria frente a los azulgrana en Riazor (2-1).

Muchos motivos para creer