Martes 26.09.2017

DEPOR

Mel lamenta que no supieran aprovechar algunos de sus contragolpes

El entrenador relató que al principio le costó "un poco entrar en el partido" pero que después reaccionó "bien"

Mel lamentó el resultado (Alborés)
Mel lamentó el resultado (Alborés)
Mel lamenta que no supieran aprovechar algunos de sus contragolpes

El entrenador del Deportivo, Pepe Mel, lamentó, tras la derrota en el campo de Real Betis por 2-1, que su equipo no supiera aprovechar algunos de los contragolpes claros de los que dispuso y que el rival sí lo hiciera en lo que supuso el tanto que le dio el triunfo.

El técnico madrileño, en la sala de prensa del estadio Benito Villamarín, relató que al principio le costó "un poco entrar en el partido" pero que después reaccionó "bien".

"Hemos tenido opciones de algo más pero nos hemos equivocado en tres o cuatro contras y nos hemos equivocado en el último pase, mientras que el Betis ha tenido una de esas y lo ha hecho fenomenal", destacó.

Mel resaltó que el equipo no le disgustó, aunque también que "tiene cosas que mejorar" y que tiene "margen de mejora", por lo que consideró que lo van "a conseguir".

"Lo que te da la confianza son los puntos y los puntos no lo hemos conseguido y por eso tienes después que volver a convencer, que es difícil tras una derrota", relató Mel, quien añadió que "el resultado es el que es y no se puede cambiar. El Betis se queda con tres puntos y el Dépor no, por lo que desde mañana a preparar el partido del miércoles -ante el Alavés-".

"A nadie le gusta sumar uno de doce puntos, pero es la jornada cuatro", precisó el técnico deportivista, quien también se refirió a las sensaciones vividas en su vuelta al Benito Villamarín.

"Para mí es un partido especial. He vivido momentos delicados de este club y he ayudado a que saliera a flote. Ahora, desde la distancia, se ve a un Betis diferente y para mí es una alegría porque es un club al que tengo mucho cariño y aprecio, pero cuando empieza el partido quieres ganar y no te acuerdas de lo demás", señaló. 

Mel lamenta que no supieran aprovechar algunos de sus contragolpes