Lunes 20.11.2017

JUNTA GENERAL

Mejora, pero sigue con una salud económica delicada

Los accionistas ya tienen a su disposición las cuentas de la entidad blanquiazul que este diario adelantó ayer en su web y que arrojan un superávit de 7,87 millones, pero un pasivo de casi 130

Junta General de Accionistas del Deportivo (RCD)
Junta General de Accionistas del Deportivo (RCD)
Mejora, pero sigue con una salud económica delicada

La salud económica del Deportivo sigue mejorando, pero requiere todavía de muchos cuidados y una vigilancia intensiva para no tener recaídas. Según consta en la información que el club facilita a sus accionistas de cara a la Asamblea anual del 20 de noviembre, se cerró el ejercicio contable 2016-17 con un superávit antes de impuestos de 7,87 millones y continúa teniendo que hacer frente a una importante deuda, superior a los cien millones de euros, aunque en un escenario diferente al que tenía hace un año gracias al crédito de 45 millones que le concedió Abanca.

Aunque antes de impuestos el Deportivo presenta un beneficio ligeramente mayor (unos 200.000 euros más) que en 2016, también ha tenido que pagar más por el impuesto sobre los beneficios,  con lo que el superávit final es menor que el del ejercicio 2015-16. Entonces había acabado con casi 7 millones de superávit; ahora, se queda en 5,85 millones.

El club ha incrementado su activo en algo más de 20 millones de euros con cerca de 15 millones en derechos de adquisición de jugadores por los apenas dos millones de la temporada previa.

La concesión de Riazor, que se va reduciendo de forma paralela al vencimiento del convenio con el Ayuntamiento (año 2025) está apuntada en las cuentas con un valor de 5,78 millones (6,5 el curso pasado). En tesorería, el Deportivo disponía el pasado 30 de junio de 826.646 euros en lugar de los 4,2 millones que manejaba a esas mismas alturas de 2016.

 

Causa de disolución
A pesar de que la salud del Deportivo mejora, el patrimonio neto de la sociedad arroja un déficit patrimonial de 75,47 millones de euros (82,16 al cierre del ejercicio anterior) y, tal y como recoge la auditora de las cuentas, el club sigue incurriendo (lleva años en esta situación) en una de las causas de disolución contempladas en el artículo 363 de la Ley de Sociedades de Capital “a no ser que el capital social se aumente o se reduzca en la medida suficiente para restablecer el equilibrio patrimonial”.

Además, el Deportivo presentaba a 30 de junio un fondo de maniobra negativo en un importe de 10,81 millones de euros. Es decir, que el club se encontraba en esa fecha en una situación de desequilibrio financiero (diferencia entre el activo corriente y el pasivo corriente). Aunque en teoría las empresas que presentan esos números podrían tener problemas para pagar deudas, en el caso de los clubes deportivos suelen darse ese tipo de situaciones sin mayores consecuencias porque se afrontan en el siguiente ejercicio con su gran capacidad para generar ingresos. Así lo reflejan las cuentas del Depor. De hecho, en 2015, solo 7 clubes tenían un Fondo de Maniobra positivo y Barça, Atlético, Real Madrid y Valencia lideraban el negativo.

Como en ejercicios previos, la auditora señala que la continuidad de la actividad está “sujeta fundamentalmente a la permanencia del primer equipo en las categorías profesionales del fútbol español”.

 

Mayor pasivo
El pasivo del Deportivo se ha visto incrementado en unos trece millones de euros, pasando de 116,32 a 129,79 millones.

El pasivo no corriente se sitúa en 98,06 millones, de los que se consideran deuda a largo plazo 90,63 ‘kilos’. El club ha incrementado su deuda con otras entidades deportivas (de 722.447 euros a 8,86millones), ha rebajado la que había contraído con Hacienda (de 36,52 millones a 5,94), pero ha incrementado la que tiene con las entidades financieras (de 22,42 millones a 59,27). La deuda concursal (al margen de la de Hacienda), quedó en 14,95 millones el 30 de junio.

El pasivo corriente es de 31,73 millones y a corto plazo, la entidad debe hacer frente a una deuda de 10,24 millones.

 

La cifra de negocio
El club ha manejado una cifra de negocio de 60,13 millones, cerca del doble de la temporada previa (32,47). El motivo principal, el incremento de los ingresos de televisión de 18 a 45 millones.


El presupuesto del equipo sube ligeramente
Pasa de 60,13 millones del año pasado a 61,56 en el curso actual

El incremento del tope salarial respecto a la temporada pasada, cifrado en algo más de diez millones de euros, no implica una subida en los ingresos que estima el Deportivo para esta temporada. Es un concepto que guarda más relación con la disponibilidad del club para fichar y pagar emolumentos a sus jugadores una vez restado de su cifra de negocio la cantidad que debe dedicar a hacer frente a los pagos que tiene comprometidos.

Tras el acuerdo con Abanca y la liquidación de la deuda privilegiada con Hacienda, el calendario de pagos que debe afrontar la entidad blanquiazul se ha flexibilizado y eso sí que ha tenido consecuencias directas en el límite salarial que estipula la LFP.

Por ejemplo, el Deportivo ha presupuestado para los gastos financieros derivados del concurso de acreedores  poco más de 600.00 euros, lo que supone 19,1 millones de euros menos que en el ejercicio previo (una rebaja del 3.163,41% respecto al anterior presupuesto).

El presupuesto que ha previsto para esta temporada y el que ejecutó en la 2016-17 apenas varían. Se incrementa un 2,33%, unos 1,43 millones, y pasa de 60,13 a 61,56 ‘kilos’. Básicamente se corresponde con los ingresos previstos por las retransmisiones deportiva, que pasan de 44 millones a 45,5. El club espera un beneficio de 4,38 millones.

 

El gasto en la plantilla
El Deportivo gastará esta temporada un 18,69% más en abonar los sueldos a la plantilla deportiva que el curso pasado. En cifras absolutas, 5,73 millones de euros. Es decir, ha pasado de los 24,93 millones estimados en el curso 2016-17 a los 30,67 del actual.

El incremento también afecta a la cantera del conjunto coruñés, sobre todo debido al ascenso del filial deportivista a Segunda División B.

El segundo equipo y el resto de la cantera se reflejan en el presupuesto como plantilla deportiva no inscribible en la LFP. En el caso del Deportivo, pasa de 431.650 euros a 1,60 millones, una subida que roza el 27%.

El Deportivo también está destinando más dinero en la temporada actual a la amortización de jugadores que ha fichado. Este apartado refleja la cantidad que el Deportivo abona cada año por los jugadores que supusieron un traspaso, ya fuera esta temporada o en las inmediatamente anteriores, ya que las cantidades que se abonan por ellos están prorrateadas a lo largo del contrato del jugador.

Por ejemplo, el club amortizará este curso los fichajes de loa que han llegado en propiedad a cambio de una contraprestación a sus equipos de procedencia, como Schär, Gerard Valentín, Juanfran y Guilherme (el Deportivo ejecutó la opción de compra de más de 4 millones de euros), y sigue amortizando los de anteriores temporadas, como el del rumano Florin Andone, por quien el curso pasado se comprometió a abonar, a plazos, también más de cuatro millones de euros por un amplio porcentaje de sus derechos. La cifra que destina a amortización de jugadores este curso es de 7,15 millones de euros, mientras que en la temporada anterior dedicó a ese apunte 2,03 millones menos (5,11).


 


Solo le debe a ABANCA
Ha cancelado el préstamo que tenía con el Banco Sabadell por 5 millones de euros

En el anteriore ejercicio, el Deportivo le debía dinero a Abanca y al Sabadell Gallego. De las dos entidades ha pasado a deberle solo a la primera. Del préstamo sindicado constituido con Abanca y Sabadell que figuraba como deuda privilegiada, en el ejercicio 2016-17 se ha cancelado la parte del Sabadell por importe de 5.105.556 euros.

Estructura de la deuda concursal
La de privilegio especial queda en 0 euros tras el acuerdo con la entidad financiera

A raíz de una sentencia del Supremo, se reclasificaron como deuda privilegiada 21,66 millones. El club llegó a un acuerdo con Abanca para afrontar la deuda privilegiada con Hacienda a través de un crédito de 45 millones. La deuda con privilegio especial quedo a 0. 6,48 millones son de privilegio general, 18,65 de deuda ordinaria y 5,4 de subordinada

 La asamblea
Someterá sus cuentas a la aprobación de los accionistas el 20 noviembre

El Consejo de Administración del Deportivo acordó en la sesión del 9 de octubre convocar la Junta General de Accionistas Ordinaria y Extraordinaria en el Auditorio Arao del Palacio de Exposiciones y Congresos de A Coruña (Palexco) el 19 de noviembre a las 19.45 horas en primera convocatoria y, si no hay quórum, en el mismo lugar y hora, el lunes 20 en segunda convocatoria. Se celebrará este último día.

Ventas de jugadores
Plusvalía de 13,5 millones de la venta de derechos de adquisición de jugadores

El informe de gestión del Deportivo señala que el club generó 13,5 millones de euros en la venta de derechos de adquisición de jugadores. El EBITDA (beneficio bruto de explotación calculado antes de la deducibilidad de los gastos financieros) asciende a 31,12 millones. La sociedad amortizó 23,4 millones de euros en el ejercicio 16-17..

Sociedades dependientes
Récord de facturación de la Deportienda con un total de 1,71 millones de euros

Según reflejan las cuentas, se ha normalizado la marcha de las sociedades dependientes del club. En este sentido, la sociedad que gestiona la actividad comercial de venta de merchandising del Depor (Deportienda) crece en ventas y en rentabilidad y ha llegado a su récord de facturación con 1.715.874 euros. Además, la Deporclínica es rentable.

Arrendamientos operativos
253.000 euros por el alquiler de los bajos del estadio de Riazor y el Playa Club

El Grupo tiene arrendado locales de los bajos del estadio de Riazor y el Playa Club. Los ingresos por este concepto en el ejercicio 2016-17 ascienden a 253.686 euros, 12.000 más que en el anterior ejercicio. A mayores, el club arrienda las instalaciones de su ciudad deportiva, ingresando por este concepto 4.893 euros en este ejercicio (7.170 en el previo).

Mejora, pero sigue con una salud económica delicada